viernes, 21 de marzo de 2008

YA TIENEN UN MES

Pues al siguiente día del parto de Kiara, todo se veía muy bien, hasta que en la noche noté que estaba temblando, me acerco y la toco, oh sorpresa tenía fiebre, y cuando le tomo la temperatura hasta me asusté, tenía 40 !! Bueno ahí fue el comienzo de otras dos semana tormentuosas, ya que al parecer se le había quedado una placenta dentro lo que le produjo una infección, y casi hay que operarla, pero gracias a Dios que fue respondiendo a los medicamentos y no fue necesario.
Durante la primera semana los cachorritos estaban comiendo bien y hasta engordaron, pero un día notamos que uno no quería comer, entonces le hablamos al veterinario, le contamos lo que pasaba con el perrito, y nos mandó a darle pedyalite con un gotero en la boca cada media hora medio mililitro, y que lo calentaramos para que no se le bajara la temperatura, pues así lo hicimos y el perrito ese mismo día en la noche ya estaba comiendo bien. Que alivio sentimos porque después de todos lo que habíamos pasado no querías que ninguno se fuera a morir. Pero las buenas noticias duran poco, así que al día siguiente ya era todos los que no querían comer, estaban deshidratados, tenían diarrea, y otra vez con el veterinario, que nos recomendó que no siguieran tomando la leche de su mamá, pues al parecer por tanto medicamento y la infección les estaba haciendo mal, debiamos comprar una leche especial para cachorro y unos biberones para cachorros. Era la primera vez que escuchaba que existía leche especial para cachorro, y además biberones!!! Así que comenzamos a buscar la leche y los biberones, pero no había en ningún lugar por donde conocíamos, pero gracias al bendito internet, encontré la leche y los biberones un poco lejos, en otro municipio, y hasta allá fuimos. Todo lo que hay que hacer por los hijos verdad?
Llegamos muy felices porque ya les traiamos su nueva lechita y sus biberones, y nos pusimos a preparales su comidita. Bueno primero quitar a la mamá, vestirla para que no pudiera chupar, jajaja que se veía graciosisima vestida y acostada con los bebés. Ay!!! pero esos niños mañosos no quisieron ni la leche ni el biberón, los dejamos pasar hambre como 5 horas, y nada!!! solo se enojaba y lloraba, así que ya deseperados los dejamos que volvieran a tomar la leche de su mamá, y a hablarle al veterinario para ver que haciamos, así las conclusiones fueron tenerlo medicados a ellos también, con 4 gotitas de antibiótico cada 4 horas, un medicamento para la diarrea, y el pedyalite para hidratarlos, pues con la leche de la madre no se hidrataban bien. Bueno pues así estuvieron y estuvimos como una semana más, y gracias a Dios no se puso más grave el asunto.
Y ya por fin tienen un mes!!! Hoy están cumpliendo un mes, y tanto ellos como su mamá están muy bien. Ya caminan, corren, juegan, y ahora si se toman la leche que les compramos cuando tenían una semana de nacidos, pero ahora se la toman en un platito y hasta hacen competencias a ver quien toma más, lo que ya no usamos fueron los biberones porque nunca les gustó. La verdad es que están divinos, son los bebés consentidos de la casa. Estamos tan felices de que esten bien, pues después de todo lo que pasamos para que se curarn y no se nos fueran a morir, pero valió la pena todos los trabajos que pasamos, porque ellos están bien y muy pronto van a hacer felices a otras familias, claro que uno se queda en casa y se va a llamar como su papá, Arthur, que por cierto todos tienen nombre, son Cookies & Cream, Hersheys, Tofee, Kiarita, esas son las niñas, ahora los niños son, M&M, Arturito, Simba y Chiky. Luego les dejo una foto para que los conozcan.
La verdad es que si pasamos las de Caín con el parto de Kiara, pero no se crena que siempre es así de dificil, lo bueno es que tuvo un final feliz.
Chao, nos vemos!!!