domingo, 23 de marzo de 2008

HOY ES UN DÍA TRISTE Y MI CORAZÓN ESTÁ DE LUTO.

Esta era la mala noticia que les había dicho qe más adelante iba a contar. Exactamente hoy hace un mes que perdí a mi querido Arthur, mi hijo, mi hermano, mi amigo, mi compañero, fue victima de la maldad de un ser humano despreciable que lo enevenó. Mi Arthur no le hacía daño a nadie, nunca lo dejaba salir a calle para que no fuera a molestar a ningún vecino, cuando lo sacaba al jardín de enfrete a mi casa junto con sus dos compañeras Gina Y Kiara, yo siempre veía desde la ventana de mi casa para ver que estaban haciendo, a le solo le interesaba correr y correr de un lado a otro del jardín, era muy activo.
El lunes en la mañana los saqué a los 3 como de costumbre, a mi jardín, solo estuvieron máximo 15 minutos, tiempo suficiente para que hicieran sus necesidades y luego los entré a la casa para que comieran su comida que ya estaba esperandolos como siempre en sus platos, y luego nos fuimos a trabajar. Al llegar en la noche abrimos la puerta de calle y la del patio donde están y como siempre salen corriendo a toda velocidad como si hicieran competencia aver quien sale por la puerta primero, pero ese día mi Arthur no salió, entonces lo llamé y cuando veo venía tambaleandose, temblando, casi no podía sotenerse en sus pies, se me partío el corazon de verlo así, no podía creer que en la mañana estaba bien y ahora... lo veía tan mal, rapidamente llamamos al veterinario quien nos dio instrucciones de que le podiamos dar mientras el llegaba pues estaba lejos atendiendo otra urgencia. Ese fue el comienzo de los día mas terribles y más dolorosos que he pasado y que pasó mi pobre perrito. Al principio no sospechamos que fuera envenenamiento pues tenái sintomas de infección estomacal, gatroenteritis, pues vomitaba y tenía diarreas con un olor muy feo, estuvo con suero y pasandole 4 tipos de antibioticos diferentes, medicamento para el dolor de estomago y para los vomitos pues no dejaba de vomitar, pero luego las diarreas se convirtieron en pura sangre y fue cuando el veterinario se dio cuenta que estaba envenenado con veneno para ratas, se le comenzó a poner vitamina K para que comenzara a coagular y parar las hemorragias, entre otro medicamentos que se estaban poniendo, pero desgraciadamente no paraban las hemorragias y hubo que recurrir a transfución de sangre, primero una y luego otra, ya para entonces habían pasado 4 días. El luchaba por vivir pues cada ves que podía me movía su colita y alzaba su patita para que le hiciera cosquillas en la pancita, y nosotros le prometimos que mientras el luchara y estiviera vivo nosotros ibamos aluchar junto con el para salvarlo. Para la noche del cuarto día se veía un poco más tranquilo, pero aún seguía con las hemorragias y la sangre que se le ponía la volvía a tirar, ya ese día en la tarde le habían puesto las segunda transfución y no se le podía poner otra hasta el día siguiente en la mañana. Esa 4 noches no dorminos casi, mi esposo y yo nos turnabamos para cuidarlo en la madrugada, pero la noche del 5 día, esa noche no dormí, estuve toda la noche acostada en piso de la cocina pasandolo la mano y acariciandolo, solo quería que llegara la mañana para llevarlo con el doctor, aunque se veía más tranquilo yo lo notaba más decaído, ya había perdido mucha sangre, así que le hablamos al doctor para adelantar la transfución y a las 9:30 salimos con el para el consultorio. Pero esta ciudad los sabados en la mañana es un caos. Solo habiamos avanzado 5 minutos cuando lo sentí que grito y vomitó, en ese momento se me fue mi Arthur. Paramos el coche, me bajé para ver si aún estaba vivo, pues venía en el asiento de atrás en su caja transportadora, donde le gustaba dormir siempre, pero ya no respondía, yo todavía con la esperanza de que estuviera vivo le dije a mi esposo que se apurara lo más que pudiera para llegar cuanto antes al veterinario. Todo el camino estuve llorando pero a gritos, sentía un dolor horrible, no podía creer que ya se me había ido mi niño hermoso, como le decía, era un perro hermoso, muy obediente y con una personalodad que casi parecía persona. Al llegar con el veterinario, le diagnostico fue que había muerto a causa de las hemorragias que tenia hemorragias internas en todo su organismo. Ese 23 de febrero es un día que dificilmente olvidaré, se fue un gran amigo y leal compañero, que nunca voy a olvidar. Nos gastamos hasta el ultimo centavo que teníamos tratando de que se salvara, y nos pesa, con gusto lo volveriamos a hacer, pero me dejó 8 pedacitos de el con Kiara, y ahora pensamos quedarnos con uno de los niños para conservar un pedacito de mi Arthur. La verdad es que me ha dolido mucho su perdida y se que nunca lo voy a olvidar, solo le pido a Dios que haga justicia y que quien mató a mi perrito pague por lo que hizo. Cuiden mucho a sus mascotas, sobre todo de la gente mala que odia alos animales.

2 comentarios:

Adrienlor dijo...

Casi no puedo ni terminar de leerlo de lo que me estaba emocionando, no se si es porque estoy sensible o que pero no he podido evitar llorar ( y no me avergüenza reconocerlo aunque sea hombre) solo de imaginarme que era mi perro...Como puede existir gente asi en el mundo, no me cabe en la cabeza, no lo entiendo. Solo quería darte desde aqui animos para superarlo, ojala pagen los que lo han hecho, un abrazo!

saddai dijo...

HOLA SE MUY BIEN COMO SE SIENTE ESO XQ' YO E PASADO X ESO TAMBIÉN Y LUEGO PASA OTRA DESGRACIA CON OTRA DE MI PERRITAS SOLO LES ACONSEJO QUE CUIDE A SUS PERROS XQ' SON MUY FIELES QUE TAN FIELES SON Q' DAN LA VIDA X' TI .